¿Cómo se ven las Picaduras de Pulgas en Humanos?

Muchos pensarán que esto es una tarea fácil. ¿Cuándo te pica algo, rápidamente te das cuenta, no? Pues con las pulgas no es tan fácil. Su tamaño las hacen difíciles de ver y su picadura ni hablar, Incluso es posible confundirla con la picadura de un zancudo. Es por esto que es necesario saber cómo identificar la picadura de pulgas en humanos, sin importar si se trata de un adulto, de un niño o de un bebé.

¿Cómo son las pulgas?

Primero debemos de saber cómo lucen las pulgas, ya que hay que conocer como lucen los causantes de las picaduras. Son fáciles de identificar, ya que son insectos pequeños, que no llegan a crecer más que una punta de un lapicero, y normalmente tienen un color marrón. Aunque a veces estas lucen de color negro.

Otra característica distintiva es que no tienen alas, por lo que se mueven saltando. Suelen tener cuerpos planos y delgados, por lo que es difícil matarlas. Ten en cuenta también, que las pulgas, suelen reproducirse rápidamente y pueden aparecer tengamos mascotas o no.

¿Cómo identificar las picaduras de pulgas?

En adultos

En adultos, las picaduras de pulgas pueden aparecer mayormente en las piernas, haciéndose más presentes en los tobillos y los pies. La picadura suele ser mucho más dolorosa que la de un zancudo y suele inflamar la zona infectada. Si la misma no es tratada a tiempo, puede empeorar y convertirse en una ampolla, donde puede dejar incluso una pequeña herida. También es posible notar un fuerte color rojizo en el área de la picadura.

En niños y bebes

Por alguna extraña razón, los pequeños de la casa suelen ser los más afectados por las picaduras de pulgas. Aunque una de la explicaciones para esto es que los mismos se exponen más a ellas por su constante actividad propia de su edad. Es por esto que si se sospecha de que hay pulgas cerca, son ellos los que deben de estar bajo mayor control.

Igual que a los adultos, la picadura termina provocando que la zona afectada se torne roja e incluso se llegue a inflamar un poco. Dependiendo de la edad del pequeño, esta marca puede medir incluso 2 centímetros. Al contrario de las personas mayores, las pulgas suelen picar a los niños en lugares como el cuello, cara, espalda y brazos. Esto es igual cuando un bebé es atacado por estos insectos. Así que lo mejor es revisar todo su cuerpo, más que nada para prevenir más picadas.

¿Es peligroso que una pulga pique a un humano?

Una picadura de una pulga no suele ir más allá de una picada dolorosa e inflamada. Es muy raro que provoquen enfermedades, pero la zona afectada puede empeorar si no se cuida correctamente. Esto último puede incrementarse si se trata de una picada en un niño.  Lo mejor es que si sospechas de que hay pulgas en tu casa, hagas una limpieza extensa y al lavar la ropa lo hagas con agua hirviendo, ya que si hay alguna pulga en las vestimentas, muera rápidamente.

 

Deja un comentario