Las cosas que no sabías acerca de la Estatua de la Libertad

El centenario de la independencia de los Estados Unidos fue bien conmemorado gracias a la iniciativa de Edouard de Laboulaye. La Estatua de la Libertad fue un presente a Estados Unidos que buscaba incentivar a los franceses a salir del imperio de Napoleón.

Aunque es uno de los monumentos más famosos del mundo, de seguro hay muchas cosas que no sabías acerca de la Estatua de la Libertad.

¿Quién fue el autor de esta gloriosa escultura?

El talentoso escultor tras esta obra fue Frédéric Auguste Bartholdi, elegido por Laboulaye para llevar a cabo este proyecto.

Inspirado en este sueño, Bartholdi viajó hasta Estados Unidos para conocer las grandes ciudades y elegir una de ellas como albergue de la estatua.

Después de varios altercados, Nueva York fue la ciudad escogida

Tras su recorrido surgieron alguna ideas, entre ellas la de implantar la estructura en Central Park. Este lugar fue lo suficientemente atractivo para llamar la atención del joven escultor quien finalmente se decidió por Nueva York.

Pero esta lucha no fue solo de Bartholdi, varias ciudades tuvieron una disputa para albergar este monumento. Dado que los costes de la creación eran elevados para Francia, se decidió que Estados Unidos costearía la base para la estatua. Así, el estado que logró recaudar los fondos fue Nueva York.

La Estatua de la Libertad se construyó gracias al aporte monetario de miles de personas

Una de las cosas que no sabías acerca de la Estatua de la Libertad es que tanto ella como su base fueron costeadas por personas comunes. El propietario de The New York World al conocer los acontecimientos, tuvo la idea de ofrecer publicidad a quien donara dinero para esta causa. Fue así como se recaudaron más de 100 mil dólares para la construcción de la base en Nueva York.

Por su parte, el escultor ingenió diversas ideas para recolectar fondos. Se abrió el espacio para que la gente viera cómo se le daba forma a este sueño pagando algunas entradas o sorteando algunas de sus obras.

El gran sueño, 46 metros bañados en oro

estatua de la libertad

Inicialmente se quería cubrir toda la superficie de la escultura con oro, lo cual fue para el momento un sueño muy ambicioso. Dadas las condiciones económicas del proyecto se debió abandonar la idea.

Hoy por hoy la estatua luce un hermoso color verde brillante gracias a que fue bañado con cobre oxidado, mucho más económico que el oro.

Otro sueño involucró al mismo Thomas Edison, quien quiso agregar sonidos a la estatua por medio de un fonógrafo, lo cual nunca llegó a concretarse.

La Estatua de la Libertad debió ser fraccionada para trasladarla a su lugar actual

Debido a la magnitud de sus dimensiones, la obra tuvo que descomponerse en 350 partes que fueron trasladadas en escala. Un viaje en tren y dos en barco fueron necesarios para llevar la gran estatua desde París hasta Nueva York.

Sus elementos nos dicen mucho

monumento estatua de la libertad

La corona que luce Lady Liberty representa a través de sus 7 puntas a cada uno de los océanos del mundo. Así involucra también los continentes incentivando a cada una de las partes a la libertad.

Otra de las cosas que no sabías acerca de la Estatua de la Libertad es que sus pies están en movimiento. Solo desde las alturas se puede notar como uno de sus pies está impulsado hacia delante, dando un paso hacia la libertad.

Deja un comentario